UNESCO WORLD HERITAGE

Argentina

Deslúmbrese con el Parque Nacional Los Glaciares, un sitio de excepcional belleza natural con impresionantes cimas recortadas y numerosos lagos glaciares, como el Lago Argentino, que tiene 160 kilómetros de longitud. También ubicada en Patagonia, explore la Península Valdés: lugar de preservación de mamíferos marinos de importancia mundial. Y en la misma región, seguimos con La Cueva de las Manos del Río Pinturas alberga un conjunto excepcional de arte rupestre, ejecutado entre los años 13.000 y 9.500 A.C. Mas al centro del país recorra Las Cinco Estancias Jesuíticas de las sierras cordobesas que albergan edificios religiosos y seculares ilustrativos de una experiencia religiosa, social y económica sin precedentes, que se llevó a cabo entre los siglos XVII y XVIII y duró más de 150 años. En la región desértica que limita al oeste con las Sierras Pampeanas del centro de Argentina, encuentre los parques naturales de Ischigualasto y Talampaya. Una superficie de más de 275.300 hectáreas que albergan el conjunto continental de fósiles más completo del mundo correspondiente al Triásico, el periodo geológico que se inició unos 245 millones de años antes de nuestra era y finalizó unos 37 millones de años después. Sorpréndase con la visita a la emblemática Quebrada de Humahuaca,  en el Camino del Inca al norte del país. En el  valle hay vestigios del imperio Inca (siglos XV y XVI) y de los combates de los republicanos por la independencia de Argentina (siglos XIX y XX). Finalmente déjese emocionar con una de las Maravillas del  Mundo: el Parque nacional del Iguazú. Formada por un farallón basáltico semicircular de 80 metros de altura y 2.700 metros de ancho, la catarata forma la frontera entre Argentina y Brasil y es una de las más espectaculares del mundo. En la misma región, recorra las Misiones jesuíticas de los guaraníes construidas en territorio guaraní durante los siglos XVII y XVIII.

Uruguay

Descubra el Barrio histórico de la ciudad de Colonia del Sacramento. Ubicada a 50 minutos de Ferry Boat desde la ciudad de Buenos Aires. Fundada por los portugueses en 1680, a orillas del Río de la Plata, Colonia del Sacramento tuvo una función estratégica en la pugna de éstos con los españoles. Disputada por ambos gobiernos durante más de un siglo, la ciudad cayó por fin en manos de los españoles. Su paisaje urbano bien conservado, solemne e íntimo a la vez, constituye un ejemplo de fusión lograda entre el estilo arquitectónico portugués, el español y el postcolonial.

Brasil

Recorra desde el emblemático Circuito del Oro que comprende una veintena de ciudades, enclavadas entre sierras, cuyo origen se remonta al siglo XVIII período correspondiente a la explotación del oro en dicha región, siendo la más importante ciudad de este circuito Ouro Preto, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. El Circuito del Diamante, que comprende también ciudades construidas en el siglo XVIII pero por exploradores atraídos por el diamante, siendo Diamantina la principal ciudad de este circuito, cuyo centro histórico también fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad. En el norte no deje de visitar a la ciudad de Olinda, vecina a Recife, que fue la segunda del Brasil en ser declarada por la Unesco Patrimonio Histórico y cultural de la Humanidad, además de ser una de las mejor preservadas. Pero sin duda la máxima atracción en Bahía es su capital Salvador: fundada en 1549, fue durante años la capital de Brasil se hizo mundialmente famosa con la película “Doña Flor y sus dos maridos”, filmada íntegramente en el barrio de Pelourinho, el cual está ubicado en el centro histórico de la ciudad y que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Otros Patrimonios imperdibles en este país son: Santuario del Buen Jesús de Congonhas construido en la segunda mitad del siglo XVII; la ciudad de Brasilia construida ex nihilo en el centro del paí­s entre 1956 y 1960; el Parque nacional de la Sierra de Capivara con sus pinturas rupestres, las más antiguas comunidades humanas de América del Sur; el Centro histórico de Sao Luis; el Bosque Atlántico y la Reserva del sudeste; la Costa del Descubrimiento; la reserva del Pantanal con una superficie total de 187.818 hectáreas; la Amazonia Central una de las regiones del planeta de más rica biodiversidad; los Parques nacionales de Chapada dos Veadeiros y las Emas; y el Centro histórico de la ciudad de Goiás de los siglos XVIII y XIX.

Perú

Visite la Ciudad del Cusco, situada en el corazón de los Andes, que se convirtió bajo el gobierno del Inca Pachacutec en un centro urbano complejo con funciones religiosas y administrativas diferenciadas. Deslúmbrese con el Santuario histórico de Machu Picchu ubicado a 2.430 metros de altura en un paraje de gran belleza, en medio de un bosque tropical de montaña. Fue probablemente la realización arquitectónica más asombrosa del Imperio Inca en su apogeo. Continúe su viaje con el sitio arqueológico de Chavín, que ha dado su nombre a la cultura que se desarrolló entre los años 1500 y 300 A.C. en el alto valle de los Andes peruanos en el que se encuentra. En la región de la Cordillera Blanca, encuéntrese con  el Parque Nacional de Huascarán, la cadena montañosa tropical más alta del mundo, que se alza a 6.768 metros sobre el nivel del mar. No puede dejar de conocer la Zona arqueológica de Chan Chan que fue la capital del reino chimú, que conoció su máximo esplendor en el siglo XV, poco antes de sucumbir al poder del Imperio Inca. Finalmente conozca el  Parque Nacional de Manú de 1.500.000 hectáreas que posee una gran variedad de vegetación estratificada entre 150 y 4.200 metros de altura.  Y por supuesto el Centro histórico de Lima, la “Ciudad de los Reyes”, que fue la urbe y capital más importante de los dominios españoles en América del Sur hasta mediados del siglo XVIII.

Chile

Descubra el Parque Nacional de Rapa Nui –nombre indí­gena de la Isla de Pascua– ofrece el testimonio de un fenómeno cultural único en el mundo. Asentada en esta isla hacia el año 300 D.C., una sociedad de origen polinesio creó, al margen de toda influencia externa, grandiosas formas arquitectónicas y esculturales dotadas de una gran fuerza, imaginación y originalidad. Desde el siglo X al XVI, construyó santuarios y esculpió numerosos ”moai“, gigantescos personajes de piedra que forman un paisaje cultural inigualable y fascinan al mundo entero. Conozca, cerca de Santiago de Chile, la ciudad colonial de Valparaíso que constituye un ejemplo notable del desarrollo urbano y arquitectónico de América Latina a finales del siglo XIX. Enmarcada en un sitio natural en forma de anfiteatro, la ciudad se caracteriza por un tejido urbanístico tradicional especialmente adaptado a las colinas circundantes, que contrasta con el trazado geométrico utilizado en terreno llano. Regrese al pasado visitando las emblemáticas oficinas de Humberstone y Santa Laura que cuentan con 200 lugares de extracción del salitre. Es considerado el yacimiento de salitre más grande del mundo el nitrato de sodio. Seguimos con las Iglesias de Chiloé, construidas enteramente de madera, que constituyen un ejemplo único de la arquitectura religiosa en Latinoamérica. Visite también la ciudad de Sewell situada a 2.000 metros de altitud, en la cordillera andina, fue construida por la empresa Braden Koper a principios del siglo XX para albergar a los trabajadores de la mina  que luego se convirtió en la mayor explotación subterránea de cobre del mundo.


CONSULTA